HERNIAS DE LA PARED ABDOMINAL
in Blog

 

Una Hernia es una protrusión de cualquier órgano o tejido fuera de la cavidad del cuerpo en la que está alojado normalmente. Cualquier debilidad de la pared abdominal genera un hueco, a través del cual se produce la salida de la grasa que recubre a los intestinos o de los intestinos.

Las hernias más frecuentes son las inguinales, las umbilicales y las postincisionales (sobre cicatrices de cirugías previas). Existen otras que no son tan comunes Las hernias hiatales y diafragmáticas no son visibles, son diagnosticadas por sintomatología clínica, estudios de imagen y endoscopia En la práctica Médica, podemos encontrar diferentes tipos de hernias, y dependiendo de la localización, cronicidad (tiempo de evolución), sintomatología (dolor, incapacitante para cualquier actividad en la vida diaria) y contenido de estas (peritoneo, vísceras con o sin compromiso vascular, etc…) es la actitud terapéutica que deberá tomarse; aunque generalmente el tratamiento será quirúrgico.

Existen Hernias congénitas (desde el nacimiento, por trastornos del desarrollo), y adquiridas (por factores como desnutrición, alteraciones de la colágena, aumento de la presión intraabdominal – estreñimiento, cargar objetos pesados, etc.)

Hernia inguinal: es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal por un punto débil del conducto inguinal, sólo con una cirugía se puede resolver. Se clasifican en dos tipos directa e indirecta. El diagnóstico se basa en la historia clínica y el examen físico de la ingle. Rara vez se requieren exámenes adicionales para confirmar el diagnóstico. En ciertos casos un ultrasonido o un TAC (Tomografía) se justifican, en particular para descartar complicaciones.

Hernia crural o femoral: se define como la protrusión del contenido de la cavidad abdominal o pelviana, que se hace evidente como un abultamiento ovalado en la parte superior del muslo, muy doloroso. Es la hernia más común en la mujer y conlleva una elevada incidencia de estrangulación del contenido herniado, mayormente un asa del intestino delgado. Además del examen clínico, no es común hacer otros exámenes para diagnosticar una hernia femoral.

El tratamiento es quirúrgico únicamente, ya sea laparoscópico o manejo Hernia umbilical: es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal a través del ombligo debido a un defecto en el cierre ruptura de la pared abdominal. Es muy común en niños; en adultos especialmente obesos y en mujeres embarazadas en quienes representa una elevada incidencia de estrangulación del contenido herniado. Se hace visible por encima y por fuera del ombligo en la forma de una masa o bola, ocasionalmente doloroso.

Además del examen clínico, no es común hacer otros exámenes para diagnosticar una hernia umbilical excepto en pacientes con obesidad en quienes no sea visible, la tomografía o el ultrasonido son exámenes que facilitan el diagnóstico. Existen otros tipos de hernias (Spiegel, Epigástrica, Diastasas de rectos, etc.) a nivel de la pared abdominal, que son menos frecuentes y cuyo diagnóstico, tratamiento y pronóstico son muy similares a los ya comentados.

Tratamiento: Hernioplastia (intervención quirúrgica) puede ser abierta o laparoscópica, consiste en el cierre del orificio herniario, en ocasiones se utiliza la colocación de material protésico “Malla”, para evitar la recidiva en caso de que existan factores que debiliten la pared abdominal (tabaco, tos crónica, estreñimiento, obesidad, desnutrición, diabetes, Etc.) Se prefiere siempre electiva, programada y bajo condiciones planeadas y evitar la cirugía de urgencia.

Se puede realizar con anestesia local, locorregional-bloqueo peridural o anestesia general. El abordaje (Laparoscópico o Cirugía Convencional) así como el tipo de anestesia elegido deberá ser evaluado, de acuerdo a las características de cada paciente (a diversos factores como la edad, tamaño de la hernia, enfermedades agregadas) pero en porcentaje importante la anestesia podría ser local. Diferencia entre cirugía abierta o laparoscópica: La estancia intrahospitalaria, el dolor posquirúrgico y el tiempo de recuperación son menores en la laparoscópica. Existen Complicaciones como la Hernia estrangulada qué es la más frecuente y grave.

Si no se trata puede llegar a la muerte. La gravedad es debida a Oclusión intestinal y a la posterior necrosis (muerte del tejido) del asa intestinal (segmento de intestino) contenida en el saco va a estar comprimida impidiendo el paso del bolo alimenticio y de los jugos digestivos, impidiendo el tránsito hacia el recto. Los Síntomas son una tumoración dura, dolorosa e irreductible, Nauseas y vómito, no hay canalización de gases y materia fecal. Así como empeoramiento del estado general: fiebre, taquicardia, deshidratación, irritación peritoneal y shock. Tratamiento: Consiste en una intervención quirúrgica de urgencia y reposición hidroelectrolítica. Recuerde que para la atención de cualquiera de estas enfermedades deberá acudir con el especialista certificado.


Por el Dr. Alfredo Castro Villamour egresado de la UNAM, Especialista en Cirugía General avalado por el Consejo de Cirugía General, si deseas agendar una cita llama al Tel. (55) 9000 2222 Ext 146 o bien a través de nuestra página web: www.sportsclinic.com.mx y en nuestras redes sociales: Facebook: Sports Clinic MEx y Twitter: @SportsClinicMex).