LOS ALIMENTOS Y TU ESTADO DE ÁNIMO
in Blog

Lo que comemos no solo afecta a cómo nos sentimos, sino que cómo nos sentimos también afecta a nuestra manera de comer.Muchas personas no comen en función a sus necesidades nutricionales, sino son sus emociones las que les motiva a ingerir alimentos sin control o determinados alimentos para obtener como recompensa sentirse mejor emocionalmente.

La relación emociones-nutrición es clara, ya que en momentos de inestabilidad emocional somos más propensos a consumir alimentos grasos o dulces. Esto no es positivo para el control de peso y provoca un exceso de grasa en la dieta.

Cuando usamos la dieta para calmar nuestro estado emocional, a esto se le llama alimentación emocional. Las variables psicológicas y emocionales son muy importantes para tener éxito en la dieta, ya que son las que influyen para que un tratamiento nutricio funcione o no. Por otro lado, hay que entender y conocer nuestro cuerpo humano y saber que cuando estamos ansiosos o tenemos problemas emocionales, muchos individuos responden con grandes ingestas de comida. Además, el estrés también causa problemas anímicos que influyen en la ingesta alimentaria. La razón por la que los individuos con depresión o problemas emocionales suelen ir en busca de comida para sentirse mejor y calmar su estado anímico, es debido a que muchos alimentos incluyen triptófano, un aminoácido que provoca la liberación de serotonina (los niveles bajos de serotonina se asocian a la depresión y a la obsesión).

El triptófano es un aminoácido que se usa para aliviar depresión, promover el sueño y ayudar a bajar de peso. La falta de serotonina causa distintos efectos negativos sobre el organismo, como angustia, tristeza o irritabilidad. Ya que el cuerpo no produce triptófano, hay que conseguirlo a partir de la dieta.

Por tanto, los alimentos ricos en este aminoácido actúan como antidepresivos naturales. Alimentos para mejorar nuestro bienestar rico en triptófano: Pavo, pollo, pescado, leche, queso, huevos, tofu, soya, nueces, chocolate, nueces almendras, semillas de chía, semillas de girasol, cacahuates, ajonjolí. Si estás estresado, enojado, cansado es mejor preferir alimentos crujientes en lugar de grasosos por lo que podemos sustituir las grasas saturadas por Grasas Poliinsaturadas como son: Nuez, cacahuate, almendra o semilla de girasol o utilizar colaciones como pepino, jícama, zanahoria, apio en trocitos o bastoncitos los cuál disminuirá la sensación de ansiedad y destrabará la mandíbula cuando hay sensaciones de enojo o ansiedad.

 

 

 


Por la Licenciada en Nutrición Ana Lilia García Monjaraz Nutrióloga Clínica y Deportiva Egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición ISSSTE. Coordinadora de Nutrición del Corporativo SPORTSCLINIC, visítanos en nuestras redes sociales (Facebook: Sports Clinic Mex y Twitter:@SportsClinicMex).